QUILLA o Palabra en libertad

martes, junio 13, 2006

SABOR A SALADO

¿Por qué fluyen cascadas de tu rostro,
sin razón alguna, querida niña?

Si mañana la lluvia que asome a tus ojos
tendrá un sabor amargo y salado.

Detén el cauce de este manantial, querida niña;
mira, un camino, míra...ve hacia adelante
un globo amarillo lo ilumina
un paso, y otro; y otro más
pronto descubrirás más...


 
Free Site Counters
hit Counter